.

.

Seguidores

TRADUCIR ESTA PAGINA

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

MI FACEBOOK

jueves, 15 de noviembre de 2012

Busco mi Ala, quiero volar.


Un día un ángel se arrodilló a los pies de Dios y habló:
-Señor: ¿Por qué cada una de las personas sobre la tierra tienen apenas un ala? Los ángeles tenemos dos. Pero los humanos con su única ala no pueden volar.
Dios respondió:
-Ellos sí pueden volar. Di a los humanos una sola ala para que ellos pudiesen volar más y mejor que nuestros Arcángeles…. Para volar, mi pequeño amigo, tú precisas de tus dos alas…Y aunque libre, tú estás solo…Mas los humanos… Los humanos con su única ala precisarán siempre dar las manos a alguien a fin de tener sus dos alas.
Cada uno ha de tener un par de alas… Cada uno ha de buscar su segunda ala en alguien, “en algún lugar del mundo”… para que se complete su par.
Así todos aprenderán a respetarse y a no quebrar la única ala de la otra persona porque pueden estar acabando con su oportunidad de volar. Así mi ángel, ellos aprenderán a AMAR verdaderamente a la otra persona… Aprenderán que solamente permitiéndose AMAR, ellos podrán volar.
Tocando el corazón de otra persona, ellos podrán encontrar el ala que les falta y podrán finalmente volar.
“Ellos nunca, nunca estarán solos al volar.” … ,
Recuerda:
“Todos somos ángeles con una sola ala, y sólo podemos volar abrazados los unos a los otros”

lunes, 5 de noviembre de 2012

Un dia Cualquiera...


Y así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar…
decidí no esperar a las oportunidades sino yo misma buscarlas,
decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución,
decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis,
decidí ver cada noche como un misterio a resolver,
decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.
Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos.
Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar,
descubrí que no era yo la mejor y que quizás nunca lo fuí.
Me dejó de importar quién ganara o perdiera;
ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien “Amigo”.
Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento,
“el amor es una filosofía de vida”.
Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas…
Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde aquel día ya no duermo para descansar… ahora simplemente duermo para soñar.